Toda la actualidad local de Cabra y comarca continuamente actualizada. Interesantísmos artículos de opinión y colaboraciones. Mantente siempre informado con: www.laopiniondecabra.com

Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

faltan 364 días para el
Domingo de Ramos 2025

Revista de actualidad cofrade editada por La Opinión de Cabra   |   DIARIO FUNDADO EN 1912   |   I.S.S.N.: 1695-6834

laopinioncofrade.com

domingo, 14 de abril de 2024 - 14:13 h

Pregón a San Rodrigo, mártir

Asunción y Ángeles y Demonios (IV-V)

Asunción y Ángeles y Demonios (III)

22.02.24 - Escrito por: Flavia Borghese

Jueves 22 de febrero de 2024. 0:09h

El cuadro competía con los mejores lienzos de la familia Borghese.

El azul del cielo dejaba impoluto el aire a un halcón peregrino que amenazaba la vida de un roquero rojo. La tierra mojada y la hierba despeinada dibujaban un camino casi irreal que concluía en dos almendros recién florecidos al lado de una instalación industrial de otra época. Más abajo, un paraje natural conocido como la Fuente del Río, fortalecido tras las últimas lluvias, le hacía pensar que este rincón de la Subbética cordobesa no tenía nada que envidiar a la elegante Toscana de la que ella procedía.
Flavia nunca renunciaba a su hora de carrera a primera hora de la mañana. Tampoco cuando, como era el caso, estaba de viaje de trabajo. Salió del hotel a primera hora, condujo hasta el aparcamiento del Auditorio Juan Muñoz y corrió por la Vía Verde hasta que decenas de notificaciones comenzaron a colapsar el reloj inteligente de Apple que lucía en su muñeca.
-Mierda- masculló Flavia entre dientes. Felipe Osasuna no había querido renunciar a la primicia que le había regalado la joven italiana y había publicado, en la portada del ABC, la supuesta identidad de la víctima y una fotografía de la misma en llamas, cuando aún no había caído desde lo alto del campanario.
A los pocos segundos, su iPhone comenzó a sonar. Era su abuelo.
-Buongiorno, come sta il mio nonno preferito?- contestó Flavia, temiéndose lo peor.
-Déjate de historias, testa di legno! Y dime, por favor, que estás en Bolonia, preparando tus clases-, vociferó el abuelo.
-No, abuelo, estoy en Andalucía.
-¿En Sevilla?
-No, en Cabra, una pequeña ciudad...
-Cállate, stupida ragazzina!- replicó el abuelo. El Vaticano acaba de confirmar el asesinato de Raymond Burke en un perdido pueblo del sur de España que coincide, precisamente, justo donde tú estás ahora mismo. Y un periodista local, en declaraciones a medios de comunicación de todo el mundo, acaba de confirmar que la identidad se la proporcionó una joven italiana que fue capaz de reconocer el cadáver.
Flavia volvió los ojos de ira maldiciendo el momento en que se entrometió el dichoso periodista, que empezaba a acumular momentos de gloria en la televisión. Al menos, parecía que no había revelado que ella se había quedado con la documentación del cardenal.
-Tengo que colgarte, abuelo. Ya hablaremos- terminó reaccionado.
En pocos minutos, Flavia llegó al coche y condujo hacia el hotel. Dedicó el día a conseguir información poco conocida de Raymond Burke. Al final de la tarde, pudo contactar con Osasuna, que la citó en la oficina del taller de coches que él regentaba. Gracias al mismo, podía entrar sin ser vista con su propio automóvil y nadie podría sospechar nada.
Eran las diez de la noche cuando Flavia dejo la habitación para encontrarse con Osasuna. Solamente tenía que descender por la carretera comarcal apenas un kilómetro, coger un desvío y llegar al taller, lo que le ocupó algo menos de tres minutos.
-Bienvenida, pasa por aquí- la recibió Osasuna, que ahora vestía un mono negro de trabajo y tenía las manos y la cara llenas de grasa. -Siéntate, por favor, y si no te importa, me voy a cambiar en un segundo.
-No te preocupes, pero no tardes, y mejor espero de pie, masculló Flavia, que no terminaba de encontrarse cómoda ni con el periodista, ahora convertido en mecánico de coches, ni con el lugar, excesivamente costumbrista para los modos de la joven aristócrata.
-¡Eres un sinvergüenza!- le espetó la joven nada más llegar Osasuna. Primero, usas mi información sin contrastar, y segundo, hablas de que una joven con acento italiano ha sido la fuente que te ha revelado el nombre del asesinado. ¿Tú sabes en qué situación me pones?
-Entiéndeme, -contestó Felipe. ?Esta noticia es el sueño de cualquier periodista. Hemos salido en canales de televisión de medio mundo, Cabra ha sido trending topic mundial durante todo el día y varias cadenas me están pidiendo colaboraciones remuneradas. Era imposible decir que no.
-Grande ignorante!- replicó Flavia. ¿No entiendes que esto no es un asesinato más? El cadáver es de una de las personalidades más importantes de la Iglesia Católica, un cardenal americano sobre el que pilotaba una facción de la curia contraria a las prédicas del actual Papa y que desde hace tiempo venía comandando un cambio de dirección en la cabeza de la Iglesia. ¿Qué hacía aquí? ¿Y por qué lo han asesinado? Hay un mensaje que alguien quiere lanzar. Y ese alguien debe ser muy peligroso. ¿Acaso no eres consciente de todo esto?
¿Y quién eres tú?-, contrarreplicó Osasuna. ¿Por qué estabas allí? ¿Qué hacia una forastera en el barrio de la Villa un día cualquiera de febrero a las once de la noche?
-Soy profesora universitaria de Historia del Arte por la Universidad de Bolonia. Hace años realicé una tesis doctoral en la que defendía que una secta satánica que operó en los siglos XVII y XVIII en Andalucía elaboró una especie de Evangelio del Diablo que transmitió, mediante una compleja simbología, a través de muchas de las esculturas y pinturas que aún hoy permanecen en las iglesias de esta tierra, algunas de ellas aquí, en Cabra. Había quedado con Rodrigo, un sacerdote de la localidad que me iba a permitir acceder a ciertos archivos de la Iglesia de la Asunción. Por eso estaba allí.
-Perdona, pero aquí no hay ningún sacerdote que se llame Rodrigo, la interrumpió Osasuna. -¿Por qué he de creerte si sé que este dato no es cierto?
-Te juro que he hablado con él en varias ocasiones. Su contacto me lo proporcionaron en el Obispado de Sevilla.
Una explosión interrumpió de manera violenta la conversación. Alguien había prendido fuego a las ruedas que estaban acumuladas en el exterior y, con la subida de temperatura, habían comenzado a estallar. Flavia y Felipe salieron atropelladamente de la oficina y la imagen que vieron les dejó tan impactados como la de la noche anterior: de entre las ruedas, se advertía una imagen de un Cristo que era devorado por las llamas.
-Tenemos que apagar el fuego, Flavia. Tenemos que salvar la imagen y evitar un nuevo escándalo, gritaba Felipe mientras traía dos extintores.
Entre los dos, consiguieron apagar el fuego. Con la llama consumida, la noche parecía en calma. Nadie había visto nada, o al menos eso creían Flavia y Felipe. La imagen había quedado prácticamente calcinada y, mientas Felipe fotografiaba todo con detalle, Flavia llamó su atención.
-Aquí, Felipe. Hay un trozo de mármol con una inscripción en latín.
Pater noster Jesus in Sancta Cena. Ximénez de Valenzuela fecit. Anno MDCCXXIX.
Sit Diaboli gubernatio detrahet Ecclesiam

Nuestro Padre Jesús en la Santísima Cena. Ximénez de Valenzuela lo hizo. Año 1729.
Que el Gobierno del Diablo haga caer la Iglesia

más artículos

Asunción y Ángeles y Demonios (IV-V)

07.03.24 | Flavia Borghese

Asunción y Ángeles y Demonios (II)

17.02.24 | Flavia Borghese

Asunción y Ángeles y demonios (I)

15.02.24 | Flavia Borghese

La Virgen del Rosario de los Dominicos ¿obra de Pablo de Rojas?

27.10.23 | Antonio R. Jiménez-Montes

El «Varón de Dolores» de la iglesia de las Escolapias

13.08.23 | Antonio R. Jiménez-Montes

LXXV aniversario de la Coronación Canónica de María Santísima de Araceli

12.01.23 | Redacción

Salutación a la Virgen de la Sierra

08.09.22 - SALUTACIÓN | Isidoro Lama Esquinas

Mujeres de Iglesia piden voz y voto

05.03.22 | Mujeres y Teología de Cabra

Carta semanal del Obispo

27.02.22 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

XXXVI Jornada Mundial de la Juventud 2021

20.11.21 - JUVENTUD | IGLESIA | Redacción

Secciones

Webs amigas

laopiniondecabra.com | actualidad local
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream